¿Cómo ahorrar energía en tu piso compartido?

¿Cómo ahorrar energía en tu piso compartido?

Descubre cómo ahorrar energía en tu piso compartido y encuentra la tarifa más interesante.

La vida del estudiante conlleva muchos gastos. Por eso en este artículo te enseñamos
cómo ahorrar energía en tu piso compartido y cómo ahorrar dinero con la mejor tarifa.

Ahorra al dar de alta la luz.

Pese a algunos altibajos recientes en el precio de la electricidad, lo cierto es que la factura de la luz no ha dejado de subir en los últimos años. Según un estudio de la asociación de consumidores Facua (Consumidores en Acción), la factura de la luz se ha encarecido más de un 85% en los últimos 15 años para los españoles. Es por esto que cada vez más consumidores apuestan por el ahorro energético para menguar el montante de sus facturas.

Una buena forma de hacerlo es elegir una potencia eléctrica adecuada cuando alquilemos un piso para estudiar y el suministro esté dado de baja. Uno de los requisitos para dar de alta la luz es tener que elegir cuántos kW de potencia de luz tendrá nuestro suministro. Lo ideal es elegir justo la potencia que necesitemos.

Por otro lado, al dar de alta un suministro podemos elegir qué tarifa queremos. Para ello, podemos utilizar un comparador de tarifas gas y electricidad. ¿Para que sirve un comparador de luz y gas? Para poder contratar la mejor tarifa. De esta forma, utilizando un comparador de luz y gas podemos encontrar más fácilmente cuál es la tarifa que más nos interesa.

Ahorrando energía en un piso compartido

Aunque una parte importante de la factura es fija, la relacionada con la potencia eléctrica, también contiente una parte referida al consumo eléctrico, y si bien es cierto que no podemos evitar realizar cierto gasto energético para poder vivir con normalidad, lo cierto es que malgasto mucha energía en cosas que no necesitamos. A continuación te damos algunos consejos para que empieces a ahorrar: 

Apaga todos los aparatos que se encuentren en stand by. Ya sabes, todos esas luces rojas y verdes que indican que el aparato o electrodoméstico está conectado y listo para encenderse en cuanto presiones el botón. El stand by genera un gasto eléctrico.

Cambia la iluminación de tu casa por bombillas LED. Te ahorrarás más de un 60% en gasto de iluminación con respecto a las bombillas incandescentes tradicionales.

Llena el tambor de la lavadora cuando vayas a usarla y plancha la ropa de una sola vez. Estos dos electrodomésticos generan un importante gasto energético, por lo que deberían economizarlos bien.

Contrata una tarifa con discriminación horaria y concentra el consumo a partir de las 22:00 de la noche. De esta forma conseguirás un ahorro considerable. 

Mantén la temperatura correcta en tu casa. No necesitas ir en manga corta en invierno, y además de un gran gasto en calefacción, una excesiva diferencia de temperatura entre tu casa y el exterior puede causar problemas de salud. 

Aunque una parte importante de la factura es fija, la relacionada con la potencia eléctrica, también contiente una parte referida al consumo eléctrico, y si bien es cierto que no podemos evitar realizar cierto gasto energético para poder vivir con normalidad, lo cierto es que malgasto mucha energía en cosas que no necesitamos. A continuación te damos algunos consejos para que empieces a ahorrar: 

Apaga todos los aparatos que se encuentren en stand by. Ya sabes, todos esas luces rojas y verdes que indican que el aparato o electrodoméstico está conectado y listo para encenderse en cuanto presiones el botón. El stand by genera un gasto eléctrico.

Cambia la iluminación de tu casa por bombillas LED. Te ahorrarás más de un 60% en gasto de iluminación con respecto a las bombillas incandescentes tradicionales.

Llena el tambor de la lavadora cuando vayas a usarla y plancha la ropa de una sola vez. Estos dos electrodomésticos generan un importante gasto energético, por lo que deberían economizarlos bien.

Contrata una tarifa con discriminación horaria y concentra el consumo a partir de las 22:00 de la noche. De esta forma conseguirás un ahorro considerable. 

Mantén la temperatura correcta en tu casa. No necesitas ir en manga corta en invierno, y además de un gran gasto en calefacción, una excesiva diferencia de temperatura entre tu casa y el exterior puede causar problemas de salud. 

¿Quieres saber más sobre gasto energético? Te invitamos al leer el siguiente artículo para que puedas seguir aprendiendo.